itemtype='https://schema.org/WebPage' itemscope='itemscope' class="page-template-default page page-id-24662 wp-custom-logo ast-single-post ast-inherit-site-logo-transparent ast-hfb-header astra-hfb-header ast-desktop ast-page-builder-template ast-no-sidebar astra-3.9.2 ast-above-mobile-menu-align-stack ast-default-menu-enable ast-default-above-menu-enable ast-default-below-menu-enable ast-full-width-layout ast-inherit-site-logo-sticky elementor-page-892 elementor-default elementor-kit-24369 elementor-page elementor-page-24662 astra-addon-2.4.1">

Tibial

Descubre el músculo tibial, cómo se compone, cómo entrenarlo de forma eficiente, cómo prevenir lesiones.

Músculo tibial

Músculo tibial

Topográficamente también podemos identificar una familia de músculos anteriores en la pierna propiamente dicha, veamos los principales.

El tibial anterior que se origina en la cara anterior de la tibia y se inserta en la cara interna del pie es un músculo que realiza la dorsiflexión del tobillo acercando el empeine a la tibia y es fundamental en los movimientos cotidianos como la marcha, asegurando un apoyo óptimo con el talón durante el paso.

También permite el movimiento de pronación y eversión del pie.

Músculo tibial
El músculo tibial anterior. El extensor largo de los dedos de los pies y el dedo gordo del pie se originan anteriormente en la tibia y en el peroné para ir e insertarse en los dedos de los pies y el dedo gordo del pie.

Como su nombre indica, además de dorsiflexionar el tobillo, también extienden los dedos de los pies y el dedo gordo del pie.

Músculo tibial posterior

Músculo tibial anterior

Ir arriba