Sustitución de la leche de vaca: ¿qué alternativas?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on linkedin
LinkedIn

Bienvenidos a un del blog de mejores gimnasios.

Sustitución de la leche de vaca: ¿qué alternativas?

Ya sea por elección dietética como el veganismo, por intolerancia a la lactosa o simplemente para variar los placeres, muchos buscan una alternativa a la leche de vaca. Aquí les presentaré todas las leches que he podido probar, destacando sus ventajas y desventajas.

¿Por qué sustituir la leche de vaca?


Desde su infancia, consume leche de vaca en su chocolate caliente, pero la leche de vaca no es la mejor leche para consumir.

  • Es indigesta: Aunque no seas intolerante a ella, el alto contenido en lactosa hace que la leche sea difícil de digerir.
  • El calcio es un mito: Aunque es rico en calcio, el presente en la leche de vaca es muy difícil de asimilar. Si quieres calcio, recurre a Alimentos como el tofu, las almendras, el tomillo, las sardinas o incluso la fruta fresca.
  • Es grasosa: La leche de vaca contiene muchos ácidos grasos saturados y es muy calórica.

Entonces, ¿con qué puedes reemplazar la leche de vaca?

Como se anunció en la introducción, ahora presentaré los diferentes tipos de leche que pueden reemplazar a la leche de vaca. No obstante, solo hablaré de las leches vegetales, porque, aunque existen otras leches de origen animal, como la de cabra, oveja o incluso la de camella, estas suelen ser muy grasas y muy calóricas.

leche de soja

Es una de las primeras leches vegetales que se ha democratizado. Si es interesante desde el punto de vista nutricional, en particular por su contenido en calcio y proteínas, ha sido cada vez más criticado en los últimos años. Contendría antinutrientes que limitarían la capacidad del cuerpo para absorber ciertas vitaminas y minerales.

leche de almendras

La leche de almendras es sin duda la leche más baja en grasas y calorías del mercado. Además, contiene vitaminas A, B y E, magnesio, fibra y calcio que lo convierten en un súper nutriente. Eso sí, hay que tener mucho cuidado con los ingredientes a la hora de comprar, porque algunas de estas leches contienen mucha agua y mucho azúcar añadido.

leche de avena

Por mi parte, es el que prefiero, porque es bajo en calorías y bajo en grasas. Sin embargo, es bajo en minerales y vitaminas, así que elija uno que haya sido fortificado.

leche de arroz

Al igual que otras leches vegetales, es más baja en grasas y calorías que la leche de vaca. Por otro lado, su índice glucémico es alto. Por lo tanto, será asimilado más rápidamente por el cuerpo que la leche de avena, por ejemplo.

leche de coco

Termino con la leche de coco que es, en mi opinión, un poco diferente a las demás. La leche de coco no es necesariamente la leche que se le pondrá a los cereales por la mañana, porque su sabor es muy marcado. Además, es alto en calorías y muy graso. Lo uso en la cocina para preparar recetas dietéticas y sabrosas.

Los beneficios de las leches vegetales

Como habrás entendido, cada leche vegetal tiene sus propias características y todas son interesantes. Tienen una ventaja en común: la ausencia de lactosa. Hazte el test y verás que aunque no tengas intolerancia conocida te sentirás mejor reduciendo un poco la cantidad de lactosa en tu dieta. ¡Tendrá menos problemas para digerir, estará menos hinchado y por lo tanto más saludable!

Todas estas leches tienen un sabor diferente. Por lo tanto, le aconsejo que haga como yo y pruebe todos y luego varíe según sus gustos.

2 páginas que te interesarán:

➜ Tabla de frutas y verduras de temporada

➜ Mis ideas para una lista de la compra saludable

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn

Comments are closed.

Shopping Basket