¿Qué hacer contra la fatiga? 14 consejos para ponerse en forma

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Bienvenidos a un del blog de mejores gimnasios.

¿Qué hacer contra la fatiga? 14 consejos para ponerse en forma

La fatiga es un fenómeno fisiológico que a menudo se produce tras un gran esfuerzo físico o un trabajo intelectual bastante prolongado. Cuando se alcanza este estado, el organismo se debilita y se hace difícil realizar otras actividades. Se establece la indiferencia y desaparece la necesidad de hacer cualquier cosa. Si te escuchas a ti mismo, solo empeorará y el cansancio afectará tu moral y tu físico.

¡Por lo tanto, es importante hacer algo para luchar contra este estado de fatiga y obtener un impulso! Aquí hay algunos consejos simples

1. Duerme bien

Este es uno de los métodos más utilizados para combatir la fatiga. Dormir bien es fundamental, ya que el sueño ayuda a deshacerse del estrés acumulado durante el día. Durante el sueño, el cuerpo está en reposo. Esto permite que todos los músculos y todos los órganos recuperen la energía perdida durante las diferentes actividades.

Se recomienda tener por lo menos 6 a 8 horas de sueño por día, para estar siempre en buena forma. En invierno, trata de acostarte más temprano, evitando en lo posible el uso de dispositivos electrónicos. De hecho, se sabe que la luz azul que envía la pantalla de dispositivos como teléfonos móviles, PC o televisores impide dormir.

Además, debes evitar dormir a horas irregulares. El cuerpo tiene un reloj biológico. Dormir a horas irregulares hace que estas últimas ya no funcionen correctamente y se produzca fatiga. Sobre todo, no intentes resistirte al sueño. De hecho, cuando pierdes el momento ideal para conciliar el sueño, tendrás un poco más de problemas para volver a dormirte después.

Durante el día, se recomienda tomar una siesta de al menos 20 minutos. Es cierto que no es muy fácil dormir la siesta en la oficina. Sin embargo, es recomendable encontrar un lugar lo suficientemente tranquilo para dormir un momento durante el almuerzo. Esto le permitirá volver al trabajo con energía.

2. Cuida tu dieta

Es cierto que comer es muy importante y al menos tres veces al día. Esto proporciona al cuerpo la energía que necesita para funcionar bien. Sin embargo, es fundamental tener mucho cuidado con la alimentación.

En efecto, determinados Alimentos como las carnes rojas o las comidas muy copiosas hacen que el organismo trabaje mucho durante la digestión. Este último gasta grandes cantidades de energía. Esto tiende a aumentar la fatiga al despertar, especialmente cuando estos Alimentos se comen tarde en la noche. Por eso, para tener la energía suficiente y estar de pie para el nuevo día, se recomienda comer ligero y sobre todo equilibrado.

La vitamina C es conocida por el impulso que le da al cuerpo. Algunas frutas, especialmente los cítricos, están repletas de una gran cantidad de vitaminas. Por lo tanto, es recomendable consumirlo con la mayor frecuencia posible. Se trata de frutas como la naranja, el limón, el pomelo, el kiwi, etc. La miel también es conocida por estimular el cuerpo y combatir la fatiga.

Las verduras como el repollo, las espinacas y las zanahorias también se consumen con frecuencia. El pescado, el marisco y los Alimentos ricos en proteínas animales también contienen oligoelementos antifatiga. Sin embargo, no se debe abusar.

¿También se recomienda tomar un complemento alimenticio multivitamínico para llenar los vacíos de vitaminas y minerales?

3. Practica una actividad física

La actividad física es una excelente solución para reducir la sensación de cansancio. Te permiten aumentar la energía hasta cierto punto. Por lo tanto, se recomienda practicarlo regularmente. Si puede, trotar por la mañana es excelente para aumentar la energía. Esto le permite deshacerse de su fatiga cuando se despierta y volver a estar en forma perfecta para el día. Sin embargo, si esto no es posible, puede ir al gimnasio el fin de semana. Nadar, dar un largo paseo o jugar al squash también son actividades que puedes realizar.

En el trabajo, moverse evita que te quedes dormido. Establezca un pequeño descanso personal donde pueda ir y conversar con sus colegas. También podrías ir a tomar un poco de aire. Esto causará un impulso y reiniciará su cuerpo.

4. Evita los estimulantes y disfruta de los rayos del sol

Es cierto que los estimulantes como las gaseosas, el café, el alcohol, etc. tener efectos estimulantes. Sin embargo, deben consumirse con moderación. De hecho, el consumo excesivo de estos productos, especialmente por la noche, perturba el sueño e impide dormir bien. Esto resultará en una acumulación de fatiga durante el día siguiente.

En cuanto a los rayos del sol, está científicamente comprobado que aportan al organismo vitamina D, que es excelente contra el cansancio. Por eso, si quieres potenciar tu cuerpo, se recomienda exponerse al sol durante unos minutos.

Sin embargo, los rayos del sol no están realmente disponibles durante ciertas estaciones, especialmente en invierno. En este caso, se recomienda encarecidamente el consumo de pescados como la sardina o la caballa. De hecho, son muy ricas en vitamina D y, por lo tanto, son ideales para combatir la fatiga y recuperar la forma rápidamente.

5. Usa aromaterapia

La aromaterapia también es uno de los métodos conocidos para obtener un impulso de energía rápido para volver a estar en forma. Los aceites esenciales son conocidos por múltiples usos. Algunos de ellos también juegan un papel importante en la lucha contra la fatiga. Es el caso del aceite esencial de menta piperita, picea negra, etc.

Para preparar la mezcla antifatiga, prepare un recipiente vacío. Vierta 20 gotas de aceite de menta, picea negra, pino silvestre y albahaca respectivamente en el recipiente. Añadir unos 4 ml de aceite vegetal de argán y mezclar. Utilice 4 gotas de esta mezcla para un masaje en la zona lumbar, más precisamente a la altura de los riñones.

Esta mezcla de aceites esenciales tiene virtudes tónicas que le darán un impulso a tu cuerpo. Saldrás de este estimulante masaje sintiéndote vigorizado. Sin embargo, no se recomienda para mujeres embarazadas y lactantes.

6. Usa litoterapia

La litoterapia es una ciencia que ayuda a tratar diversas dolencias mediante el uso de cristales. Como resultado, hay algunos que son reconocidos por su efecto antifatiga. Esto es, por ejemplo, granate estrella roja. Esta es la llamada piedra de energía. Da un subidón de energía a quienes, a causa de un esfuerzo físico, se sienten cansados.

La hematites roja es también una de las piedras insignia de la litoterapia. Permite a quien lo utiliza extraer de la tierra la energía necesaria para vencer el cansancio. El cuarzo hematoide, por otro lado, tiene los mismos efectos que el café. Restaura la energía mientras disipa la somnolencia. Por lo tanto, es ideal para cualquier persona que tenga que trabajar de noche, pero que se sienta cansada. Sin embargo, solo debe usarse ocasionalmente.

7. Usa hierbas medicinales

Hay toda una variedad de plantas con virtudes, unas tan numerosas como otras. Para una determinada dolencia, necesariamente hay una planta que constituye el remedio. La fatiga no es una excepción a la regla. Así que, para conseguir un empujón y luchar contra el cansancio que te molesta, puedes utilizar la rosa mosqueta. Es el fruto de la rosa mosqueta.

En un recipiente de barro, poner un puñado de escaramujos. Agregue agua tibia (aproximadamente 60°C y medido con un termómetro de cocina). Tape el recipiente y deje macerar la solución durante la noche. Sírvete un vaso grande de esta agradable preparación y bébelo todas las mañanas.

Otoño e invierno son las estaciones en las que esta dulce preparación es aún más recomendable. No hay restricción en su consumo. Toda la familia puede consumirlo para obtener el impulso necesario para afrontar el día.

8. Usa la naturoterapia

La jalea real es un ingrediente muy conocido que es de gran ayuda en la lucha contra la fatiga. De hecho, media cucharadita de jalea real es más que suficiente para recuperar la energía. También puedes tomar una cucharadita de polen por la mañana y por la noche. Estos diversos remedios naturales lo pondrán de nuevo en pie, sin importar cuán cansado esté.

También está el famoso rompope. Este remedio de la abuela pasa por los siglos, pero sigue siendo efectivo contra la fatiga. Para prepararlo, mezcle una yema de huevo (preferiblemente orgánica) y una pequeña cantidad de azúcar de caña (unos 5 g). Luego bate la mezcla hasta obtener una crema. Añadir este último a medio vaso de leche entera. Remueve bien y añade una pizca de canela si es necesario.

9. Usa la homeopatía

En la lucha contra la fatiga, la homeopatía ofrece soluciones más o menos precisas. Así, cuando el cansancio viene provocado por un cambio de ritmo (cambio de zona horaria por un viaje por ejemplo), se recomienda Gelsemium 9 CH. Dos gránulos al día durante 10 días son suficientes para darle el impulso que necesita. El organismo se recuperará en perfectas condiciones y podrá retomar el pliegue.

Si el cansancio suele presentarse después de haber almorzado, tomar dos gránulos de Nux vomica 9 CH antes de comer. Esto facilitará las cosas para el cuerpo y no sentirás más el cansancio post-almuerzo, que puede hacerte sentir somnoliento.

La peor forma de fatiga es cuando se asocia con el blues. Para obtener el impulso necesario para superar este período, se recomienda tomar dos gránulos de Sepia 9 CH dos veces al día.

10. Organiza tu semana

A menudo sientes que tienes innumerables tareas que hacer. Sin embargo, estás terriblemente corto de tiempo. Necesita reorganizarse, porque hacer todo a la vez seguramente lo cansará. Por lo tanto, programe las tareas de acuerdo con sus niveles de prioridad.

También puede contar con la ayuda de su pareja y los niños. Así, ya no estarás solo para hacer todo y estarás menos cansado. Te despertarás por la mañana con la energía suficiente para afrontar el día.

11. No dudes en delegar

Es cierto, el adagio dice que hay que servirse uno mismo para estar seguro de ser mejor servido. Sin embargo, a veces tienes que aprender a confiar en tus seres queridos y confiarles tareas. Así tendrás más tiempo para descansar y no estar constantemente cansado.

12. Saber decir no a tus hijos

Estos pedacitos de repollo a veces pueden convertirse en diablitos. Ellos saben muy bien qué hacer para mantenerte ocupado todo el día. A este ritmo, estarás constantemente cansado. Así que no dudes en decirles que no a veces. Imponte una calma olímpica que te permitirá reponer energías para afrontar el resto del día.

13. Opta por un método de relajación

Darse un buen baño, ir al spa oa la esteticista, optar por un masaje en pareja, practicar la respiración abdominal son actividades conocidas por sus efectos antifatiga. Así que, en cuanto sientas que estás agotado, tómate un descanso y practica una u otra de estas actividades. Te darán el impulso que necesitas para volver a tu rutina diaria.

14. Olvida tus preocupaciones antes de acostarte

Acostarse es el primer paso en el proceso de curación. Sin embargo, si te acuestas con diferentes problemas que te abruman, siempre le estás dando más trabajo a tu cerebro. Este último solicitará varios órganos para funcionar mejor. Sigue un gasto de energía que acentuará su cansancio. La mejor solución es vaciar la mente antes de acostarse. Olvídese de sus problemas y permita que su cuerpo le proporcione un sueño reparador.

Las soluciones para combatir la fatiga son muchas y variadas. Desde las diferentes preparaciones hasta las actividades a practicar pasando por las diferentes terapias, necesariamente encontrarás un método que se adapte a ti.

Sin embargo, debe organizarse para no encontrarse acorralado con demasiada frecuencia. Demasiado trabajo puede conducir a la fatiga. Así que lleva a cabo tus diversas actividades con moderación. Además, no olvides tomar vitaminas o comer fruta para recuperar la mayor cantidad de fuerzas posible.

2 páginas que te interesarán:

➜ Rutina matutina: cómo empezar bien el día

➜ ¿Cómo salir de la fatiga crónica y recuperar la energía?

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Ir arriba