Physio vs Osteo: ¿a quién ver?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on linkedin
LinkedIn

Bienvenidos a un del blog de mejores gimnasios.

Physio vs Osteo: ¿a quién ver?

Cuando sufrís dolores musculares o articulares, muchos me preguntáis si debéis acudir a un osteópata o a un fisioterapeuta. Como tiendes a mezclar estas dos profesiones, te cuento un poco más.

¿Cuál es el papel del fisioterapeuta?

El fisioterapeuta puede trabajar en una clínica o en una oficina. En la clínica se encargará de movilizar a los ancianos o pacientes que acaban de ser operados. En su consulta, el fisio atenderá a las personas a largo plazo: en general, para tratar dolores crónicos o para gestionar las consecuencias de una operación siguiendo un protocolo establecido por un médico. Tomemos el caso de un deportista: si se ha sometido a una operación de ligamentos cruzados, deberá seguir un período de rehabilitación de varios meses. Primero se centrará en la movilidad de la rodilla, luego en el equilibrio y la ganancia muscular hasta la rehabilitación total.

¿Cuál es el papel del osteópata?

Osteo, por su parte, intervendrá en personas que padezcan dolores diversos (musculares, articulares, óseos, migrañosos, etc.). Es él quien establecerá un diagnóstico. Dependiendo de su problema, buscará fallas en su cuerpo que puedan ser la fuente de su dolor. A diferencia del fisioterapeuta, el osteópata no intervendrá después de una operación. Su función es aliviar y tratar a sus pacientes en una sola sesión o monitorearlos mensualmente, por ejemplo. No hay un seguimiento diario como durante la rehabilitación con un fisioterapeuta.

Una diferencia legal

Para consultar a un osteópata no hace falta receta médica. Su sesión no será reembolsada por la seguridad social. Sin embargo, dependiendo de su seguro de salud, puede reclamar un reembolso total o parcial.

En lo que respecta al fisioterapeuta, generalmente interviene después de una prescripción de su médico. Los costos están cubiertos casi en su totalidad por la seguridad social.

Osteo o fisio: mi opinión

Personalmente, creo que necesitas escuchar a tu cuerpo. Si tienes un dolor simple que no se produjo tras un susto y que, según tú, se debe simplemente a tu vida diaria (posición en la oficina, musculación, etc.) puedes consultar a un osteo para intentar aliviarlo.


En cambio, si el dolor se presentó de forma repentina (desgarro, rotura, esguince, etc.) te aconsejo que consultes a un médico que pueda orientarte según tu patología.

2 páginas que te interesarán:

➜ ¿Cómo manejar las lesiones y dolores musculares en el deporte?

➜ ¿Por qué trabajar la flexibilidad en el culturismo/fitness?

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn

Comments are closed.

Shopping Basket