Pérdida de fuerza muscular en brazos y piernas, ¿por qué?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on linkedin
LinkedIn

Bienvenidos a un del blog de mejores gimnasios.

Pérdida de fuerza muscular en brazos y piernas, ¿por qué?

La pérdida de fuerza es más común de lo que imaginas. Después de unos meses de entrenamiento, notas un descenso en tu rendimiento. Siente que está experimentando debilidad muscular. Tienes razón en preguntarte, aún hay tiempo para rectificar la situación, antes de que ocurra el dolor.

De hecho, puede resultar en dolor muscular. La persona afectada acaba teniendo dificultades para realizar sus actividades deportivas, incluso en su vida diaria.

Síntomas de debilidad muscular:

Es bastante fácil reconocer la debilidad muscular.

  • Descubre que se está estancando, o incluso que su rendimiento está disminuyendo.
  • Tiene dificultad para completar una serie o un entrenamiento.
  • Tienes la sensación de tener piernas de algodón, de no tener ya fuerzas.
  • Se siente cansado o débil.
  • Eres más propenso a las enfermedades de lo habitual.

Si te has sentido preocupado una o más veces, entonces este artículo es para ti. Te daré mi consejo para evitar este tipo de inconvenientes.

Por otro lado, si notas uno de estos síntomas de forma crónica, sin duda es más grave, puede ser necesario un seguimiento. No te arriesgues, te recomiendo que consultes a tu médico, oa un médico deportivo.

¿Qué causa la debilidad muscular?

Las causas son variadas, pero generalmente encontramos:

  • sobreentrenamiento; Nunca podremos repetir lo suficiente lo necesario que es el descanso.
  • Desnutrición; es importante comprender el papel esencial que tiene la dieta en usted.
  • La comida chatarra ; ¡la grasa saturada no te alimenta!
  • Excesos de todo tipo; un exceso nunca es bueno, ya sea alcohol, tabaco, Alimentos grasos o azucarados…
  • El insomnio, la falta de sueño puede ser la causa de una pérdida de fuerza.
  • El estrés ; subestimado, el estrés es, sin embargo, el enemigo del deportista.

Que hacer? Tratamiento natural y consejos prácticos:

Puedes actuar en varios niveles; usted tiene que ser consciente de su estilo de vida.

En cuanto al sueño, ¿cómo son tus noches?

Recuperarse bien es esencial para reconstruirse, una falta de sueño repetitiva está directamente relacionada con enfermedades y lesiones. También juega en su mente y puede aumentar su nivel de estrés.

Consejo: Para promover una buena noche de sueño, se puede establecer una rutina de relajación. Desconéctese de las pantallas al menos una hora antes de acostarse y tómese el tiempo para leer un libro o practicar la respiración profunda. Para ir más allá, puedes practicar la meditación. Al cabo de unos días ya notarás una mejoría.

¿Qué hay de tu dieta?

Nuestro cuerpo funciona casi como una máquina: se regenera constantemente. Encuentra estos recursos a través de los Alimentos. Por lo tanto, puede producir energía y reemplazar/reparar células dañadas. Por ello es importante cubrir nuestras necesidades nutricionales. No solo necesitamos 2000 kcal (más o menos dependiendo de cada persona) al día. Necesitamos proteínas, lípidos, fibras, vitaminas, minerales, etc… Para ello es absolutamente necesaria una alimentación sana y equilibrada.

Consejo: consulte con las tiendas/supermercados orgánicos en su área. Muy a menudo, las cestas de frutas y verduras están preestablecidas. ¡Esto te permite variar al máximo sin pensar en qué comprar! Además, consumirás en temporada.

Beber agua

No me detendré en eso, ya sabes lo esencial que es una buena hidratación. Las recomendaciones para un deportista son al menos 1,5L/2L al día, y más en los días de entrenamiento.

Consejo: invierte en una botella de agua y llénala dos veces al día si la capacidad es de 1L.

Alcohol, tabaco…

No están prohibidos, pero ciertamente no son recomendables. Una tarde de vez en cuando para divertirse con amigos está bien. Simplemente, moderate, las consecuencias en tu cuerpo son importantes.


Consejo: No entrenes si has bebido demasiado el día anterior, aumentarás el riesgo de lesiones.

Cíñete a tu horario de entrenamiento.

¡No sobreentrenes! Es tentador al principio exagerar en un esfuerzo por hacer crecer tu cuerpo rápidamente. Pero no funciona de esa manera. Cuando sobreentrenas, no le das tiempo a tus músculos para que se recuperen. Sin embargo, la sesión creó micro-traumas. Estos se llaman dolores. El descanso es tan importante como el ejercicio para fortalecer los músculos.


Consejo: planifique sus días de descanso con la misma importancia que sus días de entrenamiento.

¿Estas estresado?

Aprende a manejar tu estrés. Favorece el insomnio y se reduce la recuperación muscular. Esto tiende a causar antojos (salados o dulces) interrumpiendo así su dieta. El deporte es precisamente un aliado para contrarrestar el estrés. Si sientes que te invade una oleada de estrés, pero no puedes hacer ejercicio de inmediato, la mejor técnica sigue siendo practicar la respiración consciente. También puedes apuntarte a clases de estiramiento o yoga, que son beneficiosas en la lucha contra este flagelo.


Consejo: si está caminando y los pensamientos estresantes lo abruman, considere reducir la velocidad. Disminuir la velocidad físicamente también disminuirá el ritmo de tus pensamientos.
Actividades como el yoga y la meditación son excelentes para aliviar la tensión.

Otras medidas que pueden aliviar el dolor muscular:

  • Estire suavemente los músculos.
  • Evite actividades de alto impacto (correr, levantamiento de pesas, CrossFit, etc.)
  • Si es demasiado doloroso, dese tiempo para descansar, consulte a un médico.

2 páginas que te interesarán:

➜ ¿Cómo desarrollar los músculos de la espalda baja en casa?

➜ ¿Qué pasa con el desafío Squat de 30 días?

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn

Comments are closed.

Shopping Basket