Opinión Nutri-score: ¿deberías confiar en él para saber qué comer?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on linkedin
LinkedIn

Bienvenidos a un del blog de mejores gimnasios.

Opinión Nutri-score: ¿deberías confiar en él para saber qué comer?

Todos los días nos bombardean con consejos nutricionales contradictorios. Oímos hablar de recetas “saludables”, “superAlimentos” o Alimentos “tóxicos” que hay que evitar a toda costa. A fuerza de leer todo y todo lo contrario, ya no sabemos ni que comer…

La neurosis colectiva en torno a la delgadez y el culto al cuerpo perfecto ha creado las dietas y todos sus excesos. Ahora perder peso se ha convertido en una obsesión. Imposible perderse ya que todos los días nos bombardean con consejos en las redes sociales, en las revistas y en la televisión.

  • Algunas personas están traumatizadas y deciden eliminar Alimentos o, peor aún, todo un grupo de Alimentos, porque han leído que es malo o incluso peligroso para la salud.
  • Es enloquecedor ver la cantidad de recomendaciones basadas en estudios pseudocientíficos. Así es como llegamos a conclusiones no correlacionadas de ningún contexto, a clasificaciones disparatadas con Alimentos “buenos” y “malos”.
  • Demonizamos a su vez, la grasa, el azúcar, la carne, la leche, la fructosa, el gluten… en fin, ¡no sabemos ni qué comer! Si eso no es tiranía nutricional, ¿qué es?

Comer ya no es un placer. Comer se vuelve complejo o incluso provoca ansiedad.

Hoy en día, la comida se reduce con demasiada facilidad a meras calorías. En nombre de la ciencia y la termodinámica, las calorías parecen importar más que cualquier otra cosa: las emociones, el comportamiento alimentario, el placer de comer, las adaptaciones y los trastornos metabólicos, etc.

Este nutricionismo (una mezcla inteligente entre nutrición y cientificismo) llevado al extremo se asocia con una visión demasiado reduccionista de la alimentación y el funcionamiento de nuestro cuerpo. ¡Todos somos seres vivos únicos y demasiado complejos para ser reducidos a ecuaciones o promedios de promedios!

Muchas personas se sienten perdidas ante toda esta información. Este malestar ambiental con la comida no es normal… ¡todos deberían tener derecho a comer con gusto y sin culpa!

Nutri-score y otras aplicaciones de evaluación nutricional: ¿buena o mala idea?

Han surgido muchas aplicaciones para “ayudarnos” a elegir los Alimentos “buenos” de los “malos”. Ya había escrito un artículo sobre la aplicación Yuka.

Desafortunadamente, estas aplicaciones tienen métodos de clasificación muy limitados. Muchos de ellos se basan en datos incorrectos o incompletos.

¡Incluso las clasificaciones «científicamente válidas» como el Nutri-score son claramente insuficientes!

El problema con el Nutri-score

Las puntuaciones de Nutri-Score se refieren a los Alimentos que se toman de forma aislada. Sin embargo, sabemos muy bien que un Alimentación > aislado no significa nada en sí mismo.

Es su asociación con otros Alimentos, su forma de preparación y su forma de consumo lo que posiblemente nos pueda dar una idea de su impacto positivo o negativo en nuestra salud.

Además, el algoritmo de cálculo Nutri-Score solo tiene en cuenta la información puramente nutricional (calorías, macronutrientes) sin tener en cuenta los procesos de producción ni la composición de los aditivos…

Qué quiere decir eso? ¿Que a igualdad de calorías, una comida casera con productos frescos y una comida ultraprocesada envasada al vacío y en bandeja supondrán las mismas respuestas fisiológicas a nivel de nuestro metabolismo? ¡Mierda!

Una herramienta de salud pública que sobrevalora los productos bajos en vitaminas, fibra y minerales y que pone el queso o el aceite al mismo nivel nutricional que las patatas fritas no es educativo. ¡En lugar de tener un impacto positivo en el comportamiento de compra del consumidor, los fabricantes aprovecharán la oportunidad y ofrecerán aún más productos ligeros ultraprocesados!

En lugar de educar al consumidor, Nutri-score tiene una relación poco saludable con los Alimentos. En lugar de ayudar al consumidor a comer mejor, crea un sentimiento de culpa que puede convertirse rápidamente en un trastorno alimentario.

Clasificación NOVA y SIGA, ¿mejores alternativas?

Pequeño paréntesis sobre la clasificación NOVA que me parece muy interesante.

Propuesto por primera vez en 2009 por Carlos A. Monteiro y su equipo en la Universidad de Sao Paulo, el método NOVA clasifica los Alimentos en cuatro grupos según su grado de procesamiento:

  • Grupo 1: Alimentos mínimamente procesados ​​o sin procesar (in natura)
  • Grupo 2: ingredientes culinarios procesados
  • Grupo 3: Alimentos procesados
  • Grupo 4: Alimentos ultraprocesados

Este tema merece atención… puedes visitar este artículo en el sitio web de Quechoisir para obtener más información.

La nutrición es una ciencia compleja pero comer bien no lo es tanto

Tienes que ser capaz de hacer las paces con la comida. Deja de preocuparte demasiado, acepta comer de todo, limita los productos ultraprocesados ​​y favorece los Alimentos frescos/locales.

Debemos acabar con las dietas, preferir una alimentación reequilibrante, y renovar el diálogo con nuestro cuerpo y deshacernos de la culpa de una vez por todas.

¡Comer debe ser una fiesta!

Bono: ¡Aprende a leer las etiquetas!

El etiquetado del producto es fundamental ya que nos dice mucha información sobre el producto. Pero todavía tienes que orientarte, porque leer la etiqueta de un Alimentación > es un poco como leer chino.

Además, para ayudarte a descifrar la etiqueta e identificar información importante, te ofrezco esta pequeña guía.

«» style=»¿Cuál es la información importante en una etiqueta de Alimentos?

La etiqueta de un Alimentación > contiene varios datos, incluida la lista de ingredientes. Esta es probablemente la información que buscamos primero al elegir un producto entre varias opciones.

  1. Los ingredientes se enumeran en orden descendente por peso, lo que significa que los más presentes se enumeran primero.
  2. La lista contiene ingredientes naturales, pero también aditivos indicados en «E xxx». Son conservantes, edulcorantes, colorantes, emulsionantes, potenciadores del sabor y otros elementos generalmente utilizados para enmascarar la mala calidad de un Alimentación > .
  3. Luego, está la fecha de consumo que se puede expresar tanto en DLC como en DLUO. El DLC o Use By Date es el más común, indica que un producto ya no es consumible a partir de la fecha fijada. En cuanto a la DLUO o Fecha Límite de Uso Óptimo, el producto sigue siendo consumible después de la fecha fijada, pero las cualidades nutricionales y gustativas se ven alteradas.

«» style=»¿Cómo funciona el etiquetado nutricional?

El etiquetado nutricional es obligatorio según la normativa europea para los fabricantes que deseen resaltar las cualidades nutricionales de un producto. Esto es esencial para demostrar que las declaraciones de propiedades saludables del fabricante son legítimas.

Así, si el producto contiene, por ejemplo, Omega 3, se debe especificar la cantidad en gramos. Pero como esta información es inútil sin el conocimiento de la dosis recomendada, se deben proponer indicadores. Estas son las cantidades diarias recomendadas (RDA) y/o las cantidades nutricionales recomendadas (ANC). El AJR ofrece una indicación adecuada para todas las categorías de personas, en particular para las vitaminas y los minerales.

Se debe saber que un exceso de vitamina A y D es perjudicial para la salud. Para la ANC, ofrece una indicación específica para cada individuo según sexo y edad. Así, se pueden diferenciar las necesidades de una mujer lactante de las de un adulto medio.

«» style=»¿Cómo elegir según la etiqueta de un Alimentación > ?

Para elegir mejor los productos alimenticios, es necesario comparar varios puntos de la etiqueta.

  1. El primer consejo que te doy es que optes por un producto con una etiqueta más corta. Cuanto más se simplifica la receta del producto, menos importantes son las transformaciones industriales.
  2. Si te encuentras ante productos con el mismo tamaño de etiqueta, mi consejo es que te decantes por el que tenga menos azúcar. Además, te invito a evitar en lo posible los productos con azúcar añadida.
  3. En su lugar, opte por un producto que esencialmente contenga ingredientes que podamos tener en nuestros armarios.
  4. En cuanto a los aditivos, se opta por un producto que no los contenga o por un producto con poca cantidad.
  5. Para la calidad del producto en general, confíe en la presencia de la etiqueta AB y la etiqueta roja.

2 páginas que te interesarán:

➜ 5 malos hábitos alimenticios que debes evitar

➜ ¡6 buenos hábitos alimenticios para estar saludable!

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn

Comments are closed.

Shopping Basket