Eliminar el azúcar para Perder peso: mi consejo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on linkedin
LinkedIn

Bienvenidos a un del blog de mejores gimnasios.

Eliminar el azúcar para Perder peso: mi consejo

Los hidratos de carbono, también llamados hidratos de carbono o azúcares, tienen una función principalmente energética. Sin embargo, también tienen un papel constitutivo en el cartílago o el ADN, por ejemplo. Se hace una distinción entre azúcares simples y azúcares complejos.

Los azúcares simples son las moléculas básicas que forman los carbohidratos. Son asimilados directamente por el cuerpo. Encontramos en esta categoría los monosacáridos que incluyen glucosa, fructosa, galactosa … Estas moléculas podrán asociarse un poco como Lego® para constituir azúcares lentos. Los carbohidratos que contienen 2 moléculas de base (o disacáridos) todavía se consideran azúcares simples. Esta categoría incluye la sacarosa (nuestro azúcar de mesa), la lactosa que se encuentra en la leche y la maltosa.

Los azúcares complejos están compuestos por un mayor número de moléculas básicas. Podemos citar el almidón de la patata o el arroz, la celulosa constitutiva de las plantas o el glucógeno, que es la forma de almacenamiento de los hidratos de carbono en el ser humano.

Azúcares rápidos y azúcares lentos

En nutrición, los azúcares se clasifican según su velocidad de asimilación. Algunos azúcares, generalmente los más simples, son fácil y rápidamente asimilados por el organismo sin grandes esfuerzos. Se llaman azúcares rápidos. Otros, los azúcares lentos, necesitan una larga digestión para ser cortados en trozos más pequeños antes de ser asimilados gradualmente por el organismo.

Esta diferencia es importante en la nutrición. Esto se debe a que el nivel de azúcar en la sangre, o azúcar en la sangre, es relativamente estable. El cuerpo tiene mecanismos para regular el azúcar en la sangre. En el caso de los azúcares rápidos, el azúcar llega repentinamente a la sangre. El cuerpo entonces se moviliza para usarlo o almacenarlo rápidamente para que el azúcar en la sangre no aumente. El problema es que con los azúcares rápidos, el cuerpo rápidamente se queda sin azúcar. Antes de movilizar el que acaba de almacenar para regular el azúcar en sangre, provocará la sensación de hambre para volver a demandarlo para no estar en hipoglucemia.

Este fenómeno explica el antojo de las 11 a. m. en personas que no desayunan o que consumen principalmente azúcares rápidos por la mañana, como azúcar de mesa, zumos de frutas o pastas para untar. Esta es la razón por la que se recomienda consumir carbohidratos en el desayuno: los azúcares llegan más lentamente debido al tiempo necesario para su fragmentación en los intestinos, el cuerpo tiene así un suministro regular que le permite mantener estable el azúcar en la sangre. Es el caso del pan, los cereales, los Alimentos ricos en almidón…

Entonces, ¿deberíamos comer solo azúcares lentos? Bueno no. Los azúcares lentos te proporcionan energía durante toda la mañana, pero también necesitas azúcares rápidos para empezar bien el día mientras esperas a que se digieran los azúcares lentos. Necesitas un buen equilibrio.

El índice glucémico

Para clasificar los Alimentos que contienen carbohidratos con mayor precisión, los nutricionistas utilizan el índice glucémico. Este índice refleja la velocidad a la que se metabolizan los azúcares de los Alimentos. Se utiliza como referencia la glucosa, que tiene un índice glucémico (o IG) de 1. Cuanto mayor sea el IG, más rápido se metabolizarán los carbohidratos de los Alimentos.

El cálculo del IG ha permitido identificar ciertos efectos perversos de los métodos agroalimentarios sobre los Alimentos. Un ejemplo es el método llamado extrusión. Esta técnica extendida permite producir cereales inflados o en forma de pétalos. Los Alimentos obtenidos por esta técnica tienen un IG superior a 1. Al consumir estos cereales, crees que estás comiendo azúcares lentos, mientras que son azúcares rápidos.

Este hallazgo es el mismo para la pasta cocinada en 3 minutos. Lo que tienes que entender es que cuanto más rápido es el tiempo de cocción, más transformaciones o tratamientos ha sufrido la pasta antes de llegar a tu mesa.

Sustitutos del azúcar: edulcorantes

Un edulcorante es una sustancia que sabe dulce. Cada edulcorante tiene su propio “poder edulcorante”. El azúcar de mesa es el punto de referencia. Por ello se le ha asignado un poder edulcorante de 1. El aspartamo, que se encuentra en gran cantidad de productos light, tiene un poder edulcorante de 180. Esto implica que 1 gramo de aspartamo da la misma intensidad al sabor dulce que 180 gramos. de azúcar de mesa. Así que tienes 33 terrones de azúcar en una botella de refresco de cola de 1,5 litros, mientras que solo tienes unas pocas gotas de aspartamo en la misma botella de refresco de cola sin azúcar.

Para convencerte de esto, un experimento bastante simple te permite observar este fenómeno: pon una botella de cola light y una de cola clásica en agua. Una de las botellas flota, la otra no. Te dejo comprobar cuál… Otros edulcorantes como la sucralosa tienen un poder edulcorante cercano al del azúcar.

Recientemente conocidos en Francia, los esteviósidos son edulcorantes naturales derivados de una planta, la stevia. Esta planta, originaria de América del Sur, ha sido cultivada y utilizada como endulzante desde la época precolombina. Se beneficia de la atracción actual de los franceses por los productos naturales, pero es cualquier cosa menos un producto nuevo.

azúcar y dieta

La epidemia de obesidad a veces se asocia con el consumo de azúcar. Hay que decir que se encuentra en muchos productos alimenticios en cantidades importantes. Una fuente de consumo son las bebidas azucaradas. El consumo de este tipo de bebida está aumentando considerablemente en Francia.

Consumimos 60 litros de refrescos o zumos de frutas al año de media.

Francia está muy por detrás de EE. UU. (190 L/año) o Alemania (160 L/año), sin embargo, el fenómeno es lo suficientemente preocupante como para alertar a las autoridades públicas. Estudios han intentado demostrar la correlación entre el consumo de estos productos y la obesidad. Algunos de ellos mostraban un enlace y otros no.

Por otro lado, la mayoría de estos han mostrado un vínculo con la diabetes. Hay que decir que entre los consumidores habituales de bebidas azucaradas, la ingesta calórica puede representar el 8 o el 9% de la ración diaria. Más preocupante, nos encontramos con niños que ya no beben agua, sino solo refrescos.

¿Deberíamos eliminar el azúcar de nuestro consumo?

Bueno no. No hay necesidad de ir tan lejos. En primer lugar porque no es el único responsable de la obesidad. Cabe añadir que también comemos muchos productos demasiado grasos. De hecho, comemos demasiado en comparación con nuestros gastos diarios. Para evitar engordar, lo único que tienes que hacer es reducir el consumo de productos muy dulces, beber mayoritariamente agua y llevar una dieta más equilibrada.

Se recomienda el consumo de azúcares lentos, porque aportan energía de forma paulatina y evitan los antojos, sin embargo no debes dejar de consumir azúcares rápidos para tener energía disponible de inmediato.

preguntas frecuentes

Son los productos light más saludables que los productos con azúcar clásica.

Para reducir el consumo de azúcar, los edulcorantes y los productos que los contienen son ayudas naturales. Pero hay que tener cuidado con lo que compras. De hecho, el azúcar no solo tiene un papel en el sabor de los Alimentos. Puede tener una función texturizante o una función de relleno, por ejemplo. Así que tienes que reemplazarlo con algo más. Y si se sustituye por grasa, el producto que consumas no será más bajo en calorías. Por lo tanto, es recomendable leer detenidamente las etiquetas de los productos y compararlas con el producto clásico.

También hay que señalar que los edulcorantes pueden tener otros efectos perversos: engañan al organismo. En efecto, cuando comes un Alimentación > con sabor dulce, el cuerpo se prepara como si fuera a recibir energía en forma de azúcar. Luego se secreta insulina para controlar el nivel de azúcar en la sangre. Pero el azúcar no llega y puedes tener antojo o hipoglucemia en el peor de los casos.

¿Son los edulcorantes naturales más saludables que los sintéticos?

Ojo, un producto natural no es necesariamente saludable ni seguro. Consume un hongo venenoso y verás que la naturaleza no siempre es generosa. El término sintético también puede ser engañoso. El aspartamo, por ejemplo, es un éster de aspartil-fenilalanina. Bajo este nombre bárbaro se esconde un dipéptido. Es decir una molécula que contiene dos aminoácidos que puedes encontrar en todas las proteínas naturales o no. Cualquiera que sea su origen o naturaleza, los edulcorantes son seguros dentro de los límites de un uso razonable. Por tanto, es recomendable, como cualquier producto, consumirlo con moderación.

La batalla entre el azúcar y los edulcorantes no tiene por qué ser así. El azúcar es fundamental en la dieta. Simplemente es necesario limitar el consumo de productos que contengan demasiado, como los refrescos. Los edulcorantes son una ayuda interesante para reducir el consumo de azúcar, pero la mejor manera de mantener la línea sigue siendo llevar una dieta equilibrada.

2 páginas que te interesarán:

➜ Alcohol y aumento de peso: ¿cómo minimizar las calorías?

➜ ¿Cuáles son los Alimentos a evitar/quitar para perder barriga?

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn

Comments are closed.

Shopping Basket