Aumento de peso sin motivo: ¿por qué estoy subiendo de peso?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on linkedin
LinkedIn

Bienvenidos a un del blog de mejores gimnasios.

Aumento de peso sin motivo: ¿por qué estoy subiendo de peso?

El aumento de peso puede deberse a muchas cosas y, a menos que sepas el origen, probablemente te digas a ti mismo que es por tu dieta o por el poco ejercicio que haces.

Sin embargo, si no tiene nada de qué quejarse a este nivel y también está comenzando a notar otros síntomas, aquí hay 5 posibles causas de su aumento de peso inexplicable.

1. Efectos adversos de los medicamentos

Si comenzó a aumentar de peso después de comenzar con nuevos medicamentos, este puede ser el problema. Los médicos tienden a no hablar de ello, se enfocan en los efectos de la enfermedad, pero el aumento de peso puede ser preocupante para alguien que se enfoca en su salud y estado físico.

En estudios recientes, los pacientes que tomaron los antidepresivos amitriptilina y paroxetina aumentaron 40 libras en solo un año. Los que tomaban Depakote, un fármaco utilizado para tratar ataques epilépticos, engordaron 27 kilos.

Estos medicamentos no son los únicos. Se sospecha que otros, como los antiácidos/bloqueadores de ácido, los ansiolíticos, otros antidepresivos y anticonvulsivos, los betabloqueantes, los medicamentos para la diabetes, los medicamentos para la migraña, los anticonceptivos orales y los sedantes, causan aumento de peso en las personas que los ingieren.

Sin embargo, no dejes de tomarlos. Los efectos secundarios, que pueden provenir de un efecto rebote o del empeoramiento de la enfermedad, a menudo son mucho peores que el aumento de peso sin ninguna razón por la que desee detenerse. Afortunadamente, hay tantos medicamentos para elegir que los médicos casi siempre pueden ofrecerle una alternativa eficaz. Así que comparta sus inquietudes con su médico y siga sus consejos.

Si es mejor para su salud tomar un medicamento que le haga subir de peso, haga los ajustes dietéticos necesarios, como reducir la cantidad de calorías que ingiere. También puede prevenir el aumento de peso aumentando su actividad. Varíe la cantidad de calorías que ingiere y la cantidad de ejercicio que hace hasta que encuentre una fórmula que evite que aumente de peso con los medicamentos.

2. Ira, ansiedad, depresión y culpa

Incluso si no está tomando medicamentos, las condiciones emocionales (especialmente las más comunes) pueden afectar su peso. No puedes vivir sin carbohidratos, pero los dulces no se llaman Alimentos reconfortantes por nada.

En otras palabras, si está enojado, ansioso, deprimido o se siente culpable, lo más probable es que recurra a la comida para disipar esos sentimientos, sin siquiera darse cuenta. El desafío es admitir el problema y pedir ayuda. La depresión se describe como «traicionera» porque nos hace pensar que ciertos eventos son la causa cuando en realidad es la depresión la que cambia nuestra percepción de los eventos.

La ansiedad está relacionada con la depresión. Es el yin del yang de la depresión y debe ser tratado de la misma manera. Lo mismo ocurre con la ira y la culpa, especialmente con la culpa inapropiada.

La comida ayuda a algunas personas a mejorar. No todos beben o comen en exceso, pero algunas personas no pueden controlarse. Comen o beben demasiado porque se sienten mal y durante cinco o diez minutos se sienten mejor. Pregúntese si está usando la comida como un escape de los sentimientos negativos. Si es así, y si estos sentimientos persisten, busque la ayuda de un consejero o terapeuta capacitado. También puede hablar con su médico, quien lo derivará a especialistas. En cualquier caso, tiene un registro de su aumento de peso sin razón aparente.

3. Síndrome de ovario poliquístico

Otra condición que puede hacer que aumente de peso debido a un desequilibrio hormonal es el síndrome de ovario poliquístico (SOP). Afecta a una de cada 10 mujeres, aproximadamente el 65% de ellas tienen sobrepeso u obesidad.

A las mujeres con SOP les resulta difícil perder peso porque tienden a ser resistentes a la insulina. Tienden a tener hambre con más frecuencia y eligen Alimentos que tienen un índice glucémico más alto. Estos Alimentos contienen carbohidratos de digestión rápida como pan blanco, arroz blanco, papas cocidas y otros almidones, así como Alimentos procesados ​​que se descomponen rápidamente durante la digestión y liberan rápidamente glucosa en el torrente sanguíneo.. Si estos Alimentos se comen con frecuencia y en grandes cantidades, pueden hacer que aumente de peso rápidamente.

El síndrome de ovario poliquístico a menudo se manifiesta temprano, incluso durante la adolescencia. Los síntomas son acné, vello facial, pérdida de cabello, períodos irregulares y abundantes e infertilidad. Todos estos síntomas están relacionados con la sobreproducción de andrógenos u hormonas masculinas. Solo unas pocas pacientes desarrollan los quistes ováricos que dan nombre a la enfermedad.

A pesar de la gran cantidad de casos de SOP, pocos médicos conocen realmente esta enfermedad. El paciente promedio ve a siete médicos antes de ser diagnosticado. Si cree que tiene SOP, consulte a un endocrinólogo reproductivo. Hay posibilidades de que el tratamiento implique una dieta específica y un programa de ejercicios junto con un control cuidadoso.

4. Hipotiroidismo

Ubicada en la base de su cuello, la glándula tiroides en forma de mariposa es responsable de producir hormonas que regulan el metabolismo. Estas hormonas establecen y mantienen la velocidad a la que su cuerpo usa las grasas y los carbohidratos. También ayudan a controlar la temperatura corporal, influyen en la frecuencia cardíaca y ayudan a regular la producción de proteínas.

Cuando su tiroides no funciona lo suficiente, el déficit hormonal resultante puede ralentizar drásticamente su metabolismo y hacer que aumente de peso sin razón aparente. Es porque todo se ralentiza. Su tasa metabólica basal, o la cantidad de calorías que su cuerpo quema en reposo, se ralentiza. El consumo de oxígeno se ralentiza y tiendes a acumular agua y sal”.

Las mujeres mayores de 50 años tienen más probabilidades de sufrir hipohiroidismo, pero esta enfermedad puede afectar a cualquier persona, incluso a adolescentes y niños. Los síntomas varían mucho según la gravedad de la deficiencia hormonal. Suelen ser menores hasta las etapas más avanzadas de la enfermedad, pero es común sentirse cansado o apático desde el inicio de la enfermedad. Las personas con hipotiroidismo no comen mucho, trabajan muy poco o tienen mucha energía.

Otros síntomas pueden ser una mayor sensibilidad al frío, la piel seca, la cara pálida e hinchada, el estreñimiento, el dolor o la rigidez en las articulaciones y los músculos adoloridos, sensibles o hinchados. Los períodos abundantes y los problemas de infertilidad también son comunes, al igual que la depresión. Hable con su médico si tiene motivos para sospechar que tiene tiroides, especialmente si un padre o abuelo tiene una enfermedad autoinmune. Él le hará un análisis de sangre y le recetará medicamentos para tomar por vía oral.

5. Síndrome de Cushing

Llamado así por el médico que lo descubrió por primera vez, el síndrome de Cushing es otro trastorno endocrino que puede hacer que aumente de peso sin razón aparente, a menudo rápidamente. Es causada por altas cantidades de cortisol en la sangre y se caracteriza por depósitos de grasa anormales que a menudo toman la forma de un bulto entre los hombros, una cara redondeada o estrías rosadas o moradas. Luego aumenta de peso en el estómago y la parte superior de la espalda.

Algunos síndromes de Cushing son idénticos a los del hipotiroidismo (acné, cuerpo agrandado, vello facial y períodos irregulares o inexistentes). La depresión y la ansiedad también son síndromes comunes. Esté atento al desarrollo de un posible enrojecimiento facial, fatiga y debilidad muscular. Revisa que tu piel no se marque con facilidad, cuidado con cortes, picaduras de insectos e infecciones que tardan en sanar.

Los corticosteroides orales como la dexametasona (un antiinflamatorio) y la prednisona (comúnmente recetados para el asma, las inflamaciones y la artritis reumatoide) son las causas más comunes del síndrome de Cushing. Afortunadamente, reducir (o incluso suspender) la toma de estos medicamentos suele ser suficiente para resolver el problema y el aumento de peso inexplicable. Sin embargo, no deje de tomar estos medicamentos sin consultar primero a un médico.

2 páginas que te interesarán:

➜ Lista de Alimentos a eliminar para perder barriga

➜ 7 quemagrasas naturales y efectivos

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn

Comments are closed.

Shopping Basket