Analgésico natural: 11 soluciones efectivas

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook

Bienvenidos a un del blog de mejores gimnasios.

Analgésico natural: 11 soluciones efectivas

En nuestra vida todos hemos tenido dolores corporales. El dolor puede provenir de tendinitis, dolor de espalda, dolores de cabeza, ver enfermedades inflamatorias como la artrosis o la fibromialgia. Si su primer instinto es tomar medicamentos de venta libre, cuyos efectos secundarios no conoce, entonces lea este artículo.

Descubrirá no un analgésico natural, sino 11 (científicamente probados) que puede usar con seguridad y que son tan efectivos como los analgésicos.

Los mejores analgésicos naturales.

1. Caliente y frío

Es la herramienta analgésica más utilizada en caso de dolor corporal.

Si tienes dolor en las articulaciones relacionado con alguno de tus ligamentos, o dolor en los tendones o incluso en los músculos, aplica frío inmediatamente, tendrá un efecto analgésico. El objetivo será en primer lugar reducir la hinchazón para reducir el dolor. Aunque este tratamiento pueda parecer una obviedad, muchas personas no saben cuándo utilizar frío y calor.

Una vez que la inflamación haya disminuido, puede usar calor para reducir la rigidez, por ejemplo, después de un desgarro.

El resfriado no solo aplica para el dolor articular, si tienes dolor de cabeza, puedes aplicarte una compresa fría en la cabeza para aliviar el dolor.

Por otro lado, si tienes dolor de artrosis, aplica calor. El calor será más eficaz que el frío para relajar las articulaciones. Puede usar almohadillas térmicas eléctricas y usarlas tan pronto como su dolor de osteoartritis le arroje picos.

2. Aceites esenciales

A pesar de su coste algo elevado, los aceites esenciales son analgésicos muy potentes. Cada aceite esencial tiene sus propias propiedades. Puede combinar los aceites entre sí para beneficiarse al máximo de su sinergia.

**Toma aceite de árnica, si tienes dolor en las articulaciones o algún hematoma (contusión)

No es el más popular de los aceites esenciales, pero es el aceite más disponible, lo encuentras en todas partes en las farmacias, en el fisioterapeuta. Incluso puedes comprarlo en forma de ungüento. El aceite de árnica ayuda a reducir el dolor inflamatorio relacionado con los hematomas, incluso la artrosis.

La aplicación de aceite de árnica dos veces al día ayuda a reducir los moretones y hematomas.

Del mismo modo, si tiene dolor en el túnel carpiano, el aceite de árnica puede ser una excelente opción.

En el caso de un estudio realizado en Inglaterra, los pacientes utilizaron aceite de árnica. Después de 2 semanas, su dolor había disminuido significativamente.

** Aceite esencial de lavanda y menta piperita en caso de dolores musculares y migrañas

El aceite de menta es un analgésico natural que puedes usar como relajante muscular, si tienes fibromialgia, este aceite puede disminuir los dolores de la enfermedad.

Además, la sinergia de los 2 aceites puede aliviar el dolor de cabeza de forma natural.

El aceite de menta mejora la circulación sanguínea, mientras que el aceite de lavanda disminuye la tensión muscular.

Si quieres detener tu dolor de cabeza, es simple: mezcla 2 gotas de aceite de lavanda y menta en tu mano, luego frota la mezcla en tu frente, sienes y cuello.

Además, puedes combinar aceite de menta y lavanda con una base de aceite de coco para aplicarlo después de una intensa sesión deportiva. Esta sinergia alivia los músculos doloridos.

Nota: Algunos aceites esenciales tienen increíbles cualidades para aliviar el dolor. (Como siempre, es importante usar los aceites esenciales según las indicaciones, ya que estos compuestos herbales son potentes, así que asegúrese de mezclarlos con los aceites portadores cuando corresponda).

3. Sal de Epsom

Rica en magnesio, la sal de Epsom también es un analgésico natural para el dolor de huesos, articulaciones y músculos.

Un baño tibio con sal de Epsom puede ayudar a:

  • Aumenta tu consumo de magnesio
  • Calmar la inflamación asociada con el dolor.

4. Automasajes

Esta forma de masaje es la más interesante. Solo necesitas un rodillo de masaje o un palo de masaje que cuesta unos 25 euros. Es francamente más barato que ir a un fisio o un osteo. Los auto- masajes liberarán la tensión muscular.

Aunque este tipo de masaje puede ser un poco doloroso al principio, ayuda a liberar los nudos musculares mientras corrige los desequilibrios musculares que conducen a la mala postura y al dolor musculoesquelético. También es una buena forma de prevenir el dolor, después de una buena sesión deportiva hecha de automasajes para recuperarse más rápidamente.

5. Caldo de huesos

En nuestra época la comida es abundante, tanto que acabamos tirando mucha comida a través de los residuos. En la época de mis abuelos y en tiempos de guerra, la comida era preciosa. Pregúntale a tus abuelos, ellos te dirán, nunca desperdiciaron la comida. Se comió todo en el animal, no solo la pechuga de pollo o el buen bistec.

Por eso comía mucho caldo de huesos, era una comida normal. ¡Dale a tus hijos caldo de huesos ahora, no creo que se lo coman!

Sin embargo, el caldo de huesos es excelente. Compuesta por huesos, médula, piel, pies, tendones y ligamentos, esta mezcla contiene una dosis suficiente de colágeno, prolina, glicina y glutamina que falta en gran medida en nuestra dieta occidental. Con el caldo de huesos, no necesitas tomar suplementos de colágeno, etc.

El caldo de huesos también contiene minerales que facilitan que su cuerpo absorba calcio, magnesio, fósforo, azufre y otros. El caldo también contiene sulfato de condroitina y glucosamina. Estos suplementos tienen un precio excesivo porque tienen una gran demanda porque reducen el dolor en las articulaciones, especialmente en el caso de la artrosis.

Considero que el caldo de huesos es un analgésico natural porque su alto contenido de gelatina actúa como un amortiguador para ayudar a que los huesos se deslicen sin fricción.

6. Acupuntura

La acupuntura se ha practicado en toda China durante milenios.

La Acupuntura Tradicional forma un arte terapéutico sobre una visión energética utilizando técnicas para estimular puntos específicos del cuerpo.

Mucha gente utiliza esta medicina alternativa y cada vez son más los médicos que también se especializan en acupuntura. Muchas mujeres embarazadas acuden a un acupunturista para que les alivie el dolor durante el embarazo. La investigación médica ha demostrado que la acupuntura puede ayudar a aliviar el dolor y los dolores de cabeza.

7. Especias

Puede sonar extraño, porque los pimientos pican, pero los Alimentos como la pimienta de cayena son analgésicos naturales. La pimienta de cayena ayuda a aliviar el dolor después de la cirugía. También es un poderoso antifúngico, es eficaz contra las infecciones por hongos como la cándida, que causa dolor en las articulaciones. Además, la cayena contiene un compuesto, la capsaicina, un potente analgésico que ayuda a aliviar la tensión y el dolor muscular.

El wasabi, que se come mucho con el sushi, también es un excelente analgésico. Según investigadores de la Universidad de California, el wasabi contiene isotiocianatos que ayudan a aliviar el dolor. El isotiocianato puede bloquear los receptores de inflamación.

8. magnesio

El magnesio es esencial para tu salud. Se encuentra en muchos Alimentos como nueces, verduras de hoja. Los estudios muestran que una deficiencia de magnesio puede causar calambres musculares, migrañas y dolor de espalda.

Un estudio alemán de 1996 mostró que la concentración de magnesio en la sangre también afecta los receptores de serotonina en el cerebro.

El estudio encontró que alrededor del 50% de los pacientes con migrañas agudas tenían niveles bajos de magnesio. El 41,6 por ciento de los pacientes del estudio alemán experimentó una reducción en la duración y el dolor de los ataques de migraña cuando se les administró magnesio por vía oral.

  • Ver también: 5 señales que muestran que te falta magnesio

9. Meditación, el analgésico natural de la mente

Este es el analgésico más barato y efectivo en mi opinión. La meditación puede ser una nueva habilidad para aprender que te será muy útil a lo largo de tu vida. La meditación mejora tu mente y tu salud.

Aumentará su capacidad de relajación, estabilizará su equilibrio mental y aprenderá a sobrellevar el dolor, la enfermedad y el estrés.

Con la meditación, aprenderás a vincular tu mente con tu cuerpo y tu comportamiento. Para practicar la meditación, encuentra un lugar tranquilo y enfoca tu atención en una cosa y no juzgues todos los pensamientos que puedan estar pasando por tu cabeza. Para comenzar a meditar de forma económica, puedes usar videos en YouTube.

¿Qué dice la ciencia sobre esto?

Un estudio de 2014 muestra que la meditación reduce los químicos asociados con la inflamación relacionada con el dolor y ayuda a estabilizar el sistema inmunológico.

Por lo tanto, la meditación es útil para aliviar los trastornos del sueño y del estado de ánimo, el estrés y los dolores musculares y articulares.

10. Sauce

Ampliamente utilizado entre los nativos americanos, el sauce ayuda a aliviar la inflamación que ha sido responsable de los dolores de cabeza y el dolor durante siglos. La corteza de sauce blanco contiene un compuesto químico, salicina, que es similar al ingrediente principal de la aspirina, el ácido acetilsalicílico.

Los nativos americanos solían cosechar la corteza fresca del sauce y masticarla para aliviar dolores y fiebres.

Hoy en día, el sauce se vende principalmente en forma de corteza seca, por lo que puedes consumirlo como infusión. También se encuentra en forma de cápsula. Si tiene dolores de cabeza, dolor de espalda u osteoartritis, use té de corteza de sauce.

Sin embargo, tenga cuidado, la corteza de sauce tiene algunos efectos secundarios:

Puede tener dolores de estómago. Por lo tanto, su uso debe hacerse con precaución y moderación como para tomar aspirina.

Si eres sensible a los medicamentos antiinflamatorios como el ibuprofeno, la aspirina o el naproxeno, no debes consumir sauce. Antes de tomarlo, consulta a un médico para comprobar que no tienes incompatibilidades con otros tratamientos que estés tomando.

11. Cúrcuma

La cúrcuma es la especia que le da al curry su color amarillo y su sabor único. Contiene curcumina, un antioxidante que ayuda a proteger el cuerpo de las moléculas de radicales libres que pueden dañar las células y los tejidos.

La cúrcuma es muy eficaz contra los problemas digestivos. Cada vez más personas utilizan la cúrcuma como analgésico natural para la osteoartritis y el dolor crónico.

Peligros de los antiinflamatorios

Como ya sabes, los medicamentos antiinflamatorios son muy efectivos para ayudar a reducir el dolor. Cuando tienes un dolor intenso, dolores de cabeza, tomas una pequeña pastilla de aspirina y los síntomas desaparecen bastante rápido. El problema es que tomar la droga se vuelve adictivo. Necesita más y más medicamentos para calmar su dolor. Peor aún, te automedicas, lo que puede llevar a una sobredosis y adicción.

Dos profesores de farmacología, Jean Peau Giroud, miembro de la Academia de Medicina, y Hèlene Berthelot, farmacéutica e investigadora de la Facultad de Medicina de Bobigny, realizaron un estudio. Evaluaron 62 medicamentos de mayor venta para la automedicación y los resultados son aterradores.

Para ellos el ibuprofeno y la aspirina están en la lista negra de medicamentos. Estos medicamentos contienen varios compuestos injustificados que, en caso de sobredosis, pueden causar daños graves como accidentes cardiovasculares, neurológicos y mareos.

Tomar analgésicos naturales es más importante que nunca.

Conclusión

2 páginas que te interesarán:

➜ Probé la pistola de masaje: mis impresiones y opiniones

➜ Mejor relajante muscular natural para liberar tensiones

Ayúdame a compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Ir arriba