Alimentos ricos en carbohidratos para cambiar la pasta y el arroz

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook

Bienvenidos a un del blog de mejores gimnasios.

Alimentos ricos en carbohidratos para cambiar la pasta y el arroz

Comer proteínas todo el tiempo es excelente para desarrollar músculo, pero a veces solo necesitas carbohidratos.

La mayoría de los atletas y especialmente los culturistas han entendido la importancia de los carbohidratos, pero esto generalmente se traduce en una porción de arroz o pasta en casi todas las comidas.

Aquí hay un artículo para darle algo para variar los placeres mientras tiene su dosis de carbohidratos.

Se recomienda a los deportistas ingerir entre 1,4 y 2 gramos de proteína por kilo de peso corporal y de 5 a 10 gramos de hidratos de carbono por kilo al día. Para un hombre de 84 kg, esto corresponde a aproximadamente 168 gramos de proteína o 672 calorías de proteína por día y 420 gramos o 1681 calorías de carbohidratos por día.

8 Alimentos para satisfacer tus antojos de carbohidratos

Para desarrollar el mejor físico posible, su cuerpo necesita y anhela buenos carbohidratos. En lugar de arruinar por completo tu régimen de ejercicios, opta por estas opciones bajas en calorías y ricas en fibra que satisfarán tus antojos de carbohidratos sin hacerte subir de peso.

1. batata

Aunque la batata a veces tiene mala reputación y se describe como una verdura rica en almidón que carece de nutrientes, en realidad es una de las fuentes más saludables de carbohidratos complejos. 130 gramos de batata cocida no solo contienen solo 180 calorías, sino que también contienen 6 gramos de fibra y vitamina A. La batata también le brinda 4 gramos de proteína y 40 gramos de carbohidratos por una porción de 130 gramos. Además, este Alimentación > es rico en potasio, necesario para evitar los calambres musculares.

Corta una batata en trozos, agrega un chorrito de aceite de oliva y sal, y asa en el horno (dejando la piel para obtener aún más fibra). También puede asarlo entero y agregar pavo molido, salsa, lechuga y una cucharada de yogur griego para obtener una papa abundante y llena de proteínas.

➜ Ver también: ¡Descubre la harina de boniato!

2. Pasta hecha con frijoles

La pasta puede ser lo último que quiera comer si tiene una dieta baja en calorías, pero las opciones a base de frijoles no son un problema. Hechas de muchos frijoles diferentes como garbanzos, frijoles negros, frijoles mung o edamame, estas pastas son completamente veganas, generalmente sin gluten y muy ricas en proteínas.

Explore Cuisine es una marca que produce pasta orgánica a base de frijoles que ofrece hasta 20-25 gramos de proteína, 12 gramos de fibra y solo 19 gramos de carbohidratos por una porción de 55 gramos. Es más bajo en carbohidratos que la mayoría de las pastas y con la cantidad de proteína y fibra que ofrece, sentirá un impulso de energía sin consumir demasiado almidón.

3. Lentejas

Las lentejas vienen en muchas formas: marrones, rojas y verdes. Son un excelente sustituto de la carne y los cereales ricos en almidón. 130 gramos de lentejas cocidas contienen el doble de proteína que la quinoa, 18 gramos de proteína y solo 230 calorías. Esto es el 37% de la ingesta diaria recomendada de hierro. Esos 130 gramos de lentejas también te aportan 40 gramos de carbohidratos y 15 gramos de fibra (¡más de la mitad de la ingesta diaria recomendada!).

Las lentejas no solo son una gran fuente de proteínas bajas en calorías, sino que también son un excelente sustituto de la carne. Opta por lentejas en lugar de carne o mezcla lentejas y carne para reducir la cantidad de calorías en tus tacos o hamburguesas.

4. calabaza de invierno

Hay muchas variedades de calabaza de invierno. Desde delicata hasta calabaza, calabaza moscada y calabaza espagueti, puedes comer un tipo diferente de calabaza de invierno cada noche de la semana. Además, están repletos de nutrientes y entregan carbohidratos sin culpa. La calabaza moscada y la calabaza espagueti son ricas en vitamina C antioxidante y vitamina A que lo ayudan a evitar la inflamación y satisfacer sus antojos de carbohidratos después del entrenamiento. Ambas calabazas también son bajas en calorías y carbohidratos (80 calorías, 20 carbohidratos y 6 gramos de fibra por cada 130 gramos de calabaza).

Pele y corte en dados la calabaza y luego ásela en el horno con un chorrito de aceite, canela y sal para una comida saludable. También puede cortar una calabaza espagueti por la mitad y asarla en el horno hasta que la carne sea fácil de quitar con un tenedor (unos 45 minutos). Agregue una salsa marinara encima y su carne favorita. Obtendrá un muy buen sustituto de pasta bajo en carbohidratos.

5. Guisantes

Los guisantes a menudo se pasan por alto, pero tienen valores nutricionales significativos para una verdura tan pequeña. 130 gramos de guisantes contienen solo 130 calorías, 9 gramos de proteína, 25 gramos de carbohidratos complejos y un tercio de la ingesta diaria recomendada de fibra. Los guisantes también contienen tanto potasio (uno de los electrolitos que se pierden con el sudor) como un plátano.

Son muy económicos, se pueden comprar congelados y añadir a cualquier plato (sopas, salteados, pastas o purés).

6. Palomitas de maíz infladas con aire

Seamos honestos, las ansias de carbohidratos a veces vienen en forma de antojos. En lugar de buscar una bolsa de papas fritas, opte por palomitas de maíz. Este grano integral está repleto de fibra para mantenerte satisfecho. Sin embargo, solo contiene 30 calorías por 130 gramos de palomitas de maíz y 6 gramos de carbohidratos. Es un snack natural.

7. Edamame

El refrigerio asiático favorito de todos es en realidad una opción rica en proteínas. Hecho de soja tierna, el edamame se puede comprar fresco o congelado y comer con un poco de sal. Naturalmente libre de gluten, contiene 180 calorías, 18 gramos de proteína y 14 gramos de carbohidratos por solo 130 gramos. También es una excelente fuente de hierro y calcio y constituye aproximadamente un tercio de la ingesta diaria de fibra.

En lugar de agregar más arroz a tus salteados, agrega edamame para obtener más proteína y fibra y mantenerte satisfecho por más tiempo.

8. Alcachofas

Las alcachofas están en temporada de mayo a octubre y se pueden preparar y comer de muchas maneras. Al vapor, estofadas, a la plancha o añadidas a salsas o ensaladas, las alcachofas (y sus corazones) son un bulbo que satisface tu antojo de hidratos de carbono sin demasiadas calorías. Una alcachofa de tamaño mediano tiene solo 65 calorías, 15 gramos de carbohidratos y 7 gramos de fibra.

Si cocinar una alcachofa te intimida, comienza agregando corazones de alcachofa a tu ensalada. No solo obtendrá una excelente comida, sino que la fibra que contiene lo mantendrá lleno sin aumentar de peso.

2 páginas que te interesarán:

➜ Lípidos: comprender su función en el organismo

➜ Dieta en musculación: no olvides las proteínas vegetales

Ayúdame a compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Ir arriba