20 consejos para estimular tu sistema inmunológico de forma natural

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Bienvenidos a un del blog de mejores gimnasios.

20 consejos para estimular tu sistema inmunológico de forma natural

Siempre me ha asombrado desde el inicio de la crisis sanitaria del Covid que nadie en los medios y campañas de “publicidad” haya propuesto consejos y Alimentos propicios para fortalecer el sistema inmunológico. Para mí, debería haber comenzado allí…

Hay tantas maneras de estimular su sistema inmunológico, así que dado nuestro estado de salud actual, pensé que sería útil poner algunos de mis mejores consejos en un artículo para usted.

Es bueno tener en cuenta que no existe una solución milagrosa para reforzar el sistema inmunológico. Y, aunque podemos tomar suplementos, si no practicamos los principios básicos de una vida saludable, nuestro riesgo de enfermarnos puede aumentar.

Recordatorio: ¿qué es el sistema inmunológico?

El sistema inmunológico es una red interactiva de órganos, glóbulos blancos y proteínas que protege al cuerpo contra virus, bacterias o cualquier sustancia extraña. Su objetivo es neutralizar y eliminar los patógenos que entran en nuestro organismo.

Para que las defensas naturales de nuestro cuerpo funcionen sin problemas, el sistema inmunitario debe ser capaz de diferenciar entre células, organismos y sustancias propias y ajenas. Aquí hay un desglose de las diferencias:

Las sustancias no propias se denominan antígenos.Esto incluye proteínas en la superficie de bacterias, hongos y virus. Las células del sistema inmunitario detectan la presencia de antígenos y entran en acción para eliminarlo.

Lo sorprendente del sistema inmunológico es que se adapta y aprende constantemente para que el cuerpo pueda combatir bacterias o virus que cambian con el tiempo. Hay dos partes del sistema inmunológico:

  • Nuestro sistema inmunitario innato funciona como una defensa general contra los patógenos.
  • Nuestro sistema inmunitario adaptativo se dirige a patógenos muy específicos con los que el cuerpo ya ha estado en contacto.

Estos dos sistemas inmunológicos se complementan en cualquier reacción a un patógeno o sustancia dañina.

Trastornos del sistema inmunológico

Antes de aprender exactamente cómo estimular su sistema inmunológico, primero comprenda que la mayoría de los trastornos inmunológicos son el resultado de una respuesta inmunológica excesiva o un ataque autoinmune. Los trastornos del sistema inmunológico incluyen:

  • Alergias y asma: Las alergias son una respuesta inflamatoria inmunomediada a sustancias ambientales normalmente inofensivas llamadas alérgenos. El cuerpo reacciona de forma exagerada a un alérgeno, provocando una reacción inmunitaria y síntomas de alergia. Esto puede conducir a una o más enfermedades alérgicas como asma, rinitis alérgica, dermatitis atópica y alergias alimentarias.
  • Enfermedades de inmunodeficiencia: una enfermedad de inmunodeficiencia ocurre cuando el sistema inmunitario no tiene una o más de sus partes y reacciona con demasiada lentitud ante una amenaza. Las deficiencias inmunitarias, como el VIH/SIDA y las deficiencias inmunitarias inducidas por fármacos, son causadas por un deterioro grave del sistema inmunitario, que a veces provoca infecciones potencialmente mortales.
  • Enfermedades autoinmunes: las enfermedades autoinmunes hacen que su sistema inmunológico ataque las células y los tejidos de su propio cuerpo en respuesta a un desencadenante desconocido. Los ejemplos de enfermedades autoinmunes incluyen artritis reumatoide, lupus, enfermedad inflamatoria intestinal, esclerosis múltiple y diabetes tipo 1.

«20 maneras de ayudar a apoyar su sistema inmunológico

1. Sal al sol todos los días

El sol no solo ayuda al cuerpo a producir vitamina D, sino que también ayuda a regular nuestro ritmo circadiano y calma el sistema nervioso, lo que ayuda a mantener fuerte el sistema inmunológico.

2. Reduce tu estrés

Cuando estamos estresados, la capacidad del sistema inmunitario para combatir los antígenos se reduce, lo que nos hace más susceptibles a las infecciones. Cualquier cosa que pueda hacer para reducir el estrés y relajar el cuerpo puede ser útil para apoyar el sistema inmunológico.

3. Haz ejercicio, pero no demasiado

El ejercicio diario alivia el estrés y aumenta la circulación en el sistema linfático, lo que ayuda al cuerpo a eliminar rápidamente las toxinas, incluidos los virus y las bacterias. También es bueno saber que si no te sientes bien, el riesgo de debilitar el sistema inmunológico aumenta cuanto más entrenas.

4. Haz del sueño una prioridad

El cuerpo necesita dormir para descansar, restaurar, sanar, reparar y desintoxicarse y es muy importante para la salud del sistema inmunológico.

Ver también: 10 consejos para dormir bien

5. Haz un parche de aceite de ricino

Un estudio en el Journal of Naturopathic Medicine encontró que el aceite de ricino aplicado tópicamente mejoró la función inmunológica. Los parches de aceite de ricino son fáciles de hacer y pueden usarse tanto para adultos como para niños.

6. Beba 1-2 tazas de caldo al día

El caldo de pollo casero contiene multitud de nutrientes, ayuda a estimular el sistema inmunológico y también es conocido por sus propiedades antivirales. Recomiendo beber una taza o dos cada día con sal marina celta (la sal sin refinar contiene minerales adicionales). Si prefieres no beberlo en taza, prepara una olla grande de sopa y sírvelo como acompañamiento de las comidas.

7. Reduce tu consumo de azúcar

El azúcar puede causar inflamación y debilitar el sistema inmunológico. Mantenga los postres al mínimo. Elija frutas enteras en lugar de dulces cargados de azúcar.

8. Mantente hidratado

El agua es el «nutriente» más importante del cuerpo, ya que ayuda a transportar otros nutrientes y hormonas a las células, regula la temperatura corporal, mejora el suministro de oxígeno a las células, etc. Una buena regla general es beber 1,5 litros de agua todos los días. Tenga en cuenta que el alcohol, el café, el té y las bebidas con cafeína no cuentan como agua.

9. Elimina los Alimentos procesados ​​de tu dieta

Los Alimentos procesados ​​debilitan el sistema inmunológico, por lo que es mejor ceñirse a los Alimentos reales. Aquí hay una lista rápida de Alimentos ricos en nutrientes reales:

  • Frutas y verduras
  • Huevos orgánicos
  • Semillas
  • Nueces
  • legumbres
  • Granos (si puede tolerar los cereales)
  • carnes organicas
  • Mariscos salvajes y verduras del mar
  • Grasas saludables como mantequilla, ghee, aceite de coco, aceite de oliva
  • Productos lácteos crudos y/o cultivados como yogur, kéfir, crema agria y leche cruda Endulzantes naturales como miel y jarabe de arce
  • Caldo de huesos o caldo de carne casero

10. Coma Alimentos ricos en probióticos en cada comida

Más del 85 % del sistema inmunitario se encuentra en el intestino, por lo que es importante mantener el intestino sano. Una forma de hacerlo es comer Alimentos ricos en probióticos. Estos Alimentos incluyen: chucrut tradicional, yogur cultivado, kombucha y vegetales fermentados. También puedes comprar probióticos para tomar con una buena dieta.

11. Cocina con grasas saturadas saludables

Las grasas saturadas sin procesar son esenciales para la energía, la producción de hormonas, un sistema inmunológico saludable y muchas otras funciones importantes. Estas grasas incluyen: mantequilla orgánica (la mantequilla puede ayudar a estimular el sistema inmunológico, suprime la inflamación y es una gran fuente de yodo), aceite de coco (contiene propiedades antivirales y antimicrobianas que son excelentes para mantener fuerte el sistema inmunológico), manteca, aceite de palma (compro a empresas que compran a granjas sostenibles) y grasa de pato.

12. Bebe agua filtrada

Recuerde que el centro del sistema inmunitario está en el intestino, por lo que debe mantenerlo lo más saludable posible para mantener su sistema inmunitario fuerte. El cloro es un desinfectante que mata las bacterias y se agrega a la mayoría del agua potable. Esto puede dañar las bacterias buenas de tu intestino, haciéndote más susceptible a la inflamación, alergias, enfermedades autoinmunes, etc.

13. Toma un baño de sal de Epsom

Cuando estamos estresados ​​ (estar enfermo es un factor estresante para el cuerpo), el primer mineral que el cuerpo quema es el magnesio. Por lo tanto, puede ser muy útil reponer el cuerpo con magnesio y sulfato a través de un baño de sal de Epsom. También tiene el beneficio adicional de obligarlo a reducir la velocidad y relajarse.

Todo lo que tiene que hacer es agregar 1-2 tazas de sales de Epsom a un baño tibio y remojar durante al menos 20 minutos. También me gusta agregar una gota o dos de aceites esenciales como lavanda, manzanilla romana.

14. Come Alimentos ricos en vitamina A

La vitamina A (o retinol) juega un papel vital en la inmunidad, por lo que es un gran nutriente para consumir a diario. Alimentos como: huevos orgánicos, productos lácteos cultivados, carnes de pastoreo, mariscos capturados en la naturaleza y mantequilla son buenas opciones.

15. Sal y toma aire fresco todos los días

El aire fresco puede reducir la respuesta al estrés en el cuerpo y apoyar el sistema inmunológico.

16. Apaga el wifi de tu casa cuando duermas

Y haga lo que pueda para reducir su exposición a los CEM (campos electromagnéticos)…

Si bien en estos días es imposible alejarse por completo de los EMF creados por el hombre, tomar medidas para apagar su wifi, no dormir cerca de su enrutador y reducir el tiempo que dedica a la electrónica puede ayudar. Los campos electromagnéticos interrumpen el funcionamiento del sistema inmunitario al estimular varias respuestas alérgicas e inflamatorias. Para obtener más información sobre los efectos de los campos electromagnéticos en el cuerpo, haga clic aquí para leer los estudios revisados ​​por pares.

17. Come verduras de hoja verde cocidas

Las verduras de hojas verdes como la col rizada, la acelga y la col rizada son ricas en vitaminas, minerales y fitonutrientes que respaldan el sistema inmunológico.

18. Mire la luz del sol de la mañana y la tarde durante 2-10 minutos

Recomiendo ver algunos de los videos del Dr. Huberman sobre este tema. Es profesor de neurociencia en la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford y descubrió que hacer algo tan simple como mirar la luz del sol de la mañana y la tarde durante unos minutos al día ayuda a mantener el cuerpo saludable.

19. Sal a caminar descalzo todos los días.

La puesta a tierra puede ayudar a nuestra salud en general y, lo mejor de todo, ¡es gratis!

20. Come Alimentos ricos en colesterol

El colesterol es un elemento esencial para el buen funcionamiento de nuestro sistema inmunológico y puede ayudar a proteger contra infecciones.

Los Alimentos como el caviar, los mariscos, las vísceras, el aceite de hígado de bacalao, las yemas de huevo, la mantequilla, el ghee y las sardinas son excelentes opciones. La suplementación también puede ser una herramienta útil junto con una dieta rica en nutrientes, sueño, reducción del estrés, etc.

En resumen

El sistema inmunológico es una red interactiva de órganos, células y proteínas que protege al cuerpo contra virus, bacterias u otras sustancias extrañas.

Cuando el sistema inmunológico funciona correctamente, ni siquiera lo notas. Cuando el rendimiento del sistema inmunitario se ve comprometido es cuando te enfrentas a una enfermedad.

Las plantas, las hierbas, los minerales, los Alimentos y su estilo de vida pueden ser una ventaja importante para prevenir y combatir las infecciones.

2 páginas que te interesarán:

➜ Alimentos a favorecer para fortalecer tu sistema inmunológico

➜ ¿Qué vitaminas para fortalecer tu sistema inmunológico?

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Ir arriba