12 ideas para motivarte a hacer deporte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Bienvenidos a un del blog de mejores gimnasios.

12 ideas para motivarte a hacer deporte

El deporte cansa, duele, lleva tiempo… en definitiva, para muchas personas no es motivador. Sin embargo, a pesar de que algunos de ustedes harán ejercicio al revés, saldrán sonriendo.

¡Incluso para alguien acostumbrado a entrenar, basta con tomarse un descanso de una semana para perder la motivación y tener dificultades para volver a hacerlo!

Te voy a dar 7 consejos que utilizo para mí (y sí, también a veces me falta motivación), que recomiendo a mis clientes y que pueden ayudarte a aumentar tu motivación para hacer ejercicio. Trate de ponerlo en su lugar para mejorar sus resultados.

1. Establecer metas

Ir al deporte por ir al deporte no tiene ningún interés. Para motivarte, necesitas establecer una meta. Pesas 85 kilos y quieres Perder peso: intenta bajar de los 80 kilos en dos meses. Con objetivos bien establecidos, sabrás por qué haces ejercicio. Cuanto más regular seas, más progresarás y tu progreso será una fuente adicional de motivación.

Advertencia: establecer metas es importante, pero no es suficiente. Las metas deben ser específicas, cuantificables y limitadas en el tiempo. Además, escriba sus objetivos en una hoja de papel y considere leerlos en voz alta dos veces al día (mañana y tarde). Leer tus metas en voz alta, llamada autosugestión, ayudará a condicionar tu subconsciente para que crea en tus metas. Así que tus acciones externas (ejercicio o comer bien) reflejarán ese deseo y creencia.

2. Escribe un contrato contigo mismo

Puede sonar un poco loco, pero se ha demostrado que redactar un contrato (incluso contigo mismo) ayuda a las personas a mantenerse motivadas. En el contrato, puede incluir lo siguiente:

  1. Un objetivo de fitness específico.
  2. Lo que planeas hacer para alcanzar tus objetivos (cuántas sesiones deportivas por semana, etc.)
  3. Discuta sus obstáculos para hacer ejercicio y comer bien y cómo planea superarlos (es decir, evitar los antojos de Alimentos o no usar la falta de tiempo como excusa para faltar a un entrenamiento).
  4. Fecha en la que debe alcanzar su objetivo de forma física.
  5. Su firma y la fecha en que firmó el contrato.

Puede crear un fuerte sentido de responsabilidad por este contrato, especialmente si anima el juego (por ejemplo, poniendo dinero en juego, premiándose si se cumple el contrato, etc.). Hay muchas maneras de ayudarlo a comprometerse a cumplir sus compromisos, ¡así que sea creativo!

3. Encuentra un disparador emocional

La mayoría de las veces, hay un detonante que nos impulsa a tomar medidas para entrenar y comer mejor.

El desencadenante emocional puede ser un médico que nos dice que tenemos el colesterol alto. Tal vez intentaste ponerte tus pantalones favoritos, te sentiste como una salchicha a punto de reventar.

Encuentra tu disparador emocional y utilízalo a tu favor. Por ejemplo, si tiene esos pantalones que le recuerdan su aumento de peso, manténgalos puestos y manténgalos a la vista. Cada vez que llegues a casa del trabajo y consideres saltarte un entrenamiento, estos pantalones te recordarán que no te rindas. ¡Es un método interesante para mantener la motivación!

4. Regístrate en la sala

El deporte en casa tiene sus ventajas, pero también sus inconvenientes y creo que el número uno es el grado de motivación que requiere. Para mí es mucho más difícil motivarme para hacer deporte en casa. Veo varias razones para esto:

  • Estar rodeado de otras personas que practican deportes es motivador.
  • No querrás haber pagado una suscripción por nada.
  • Dependiendo de la habitación, puedes participar en clases grupales guiadas, crossfit, boxeo, piscina, etc.

5. Encuentra un compañero/sigue un grupo de apoyo

Ir al gimnasio puede ser aburrido a veces, y encontrar pareja puede ser motivador.

A algunos les gusta la soledad para hacer deporte, mientras que otros prefieren tener compañía. Cuando estamos solos frente a nosotros, es mucho más fácil encontrar excusas para no realizar nuestra sesión deportiva.

Cuando a uno le da pereza entrenar, el otro lo motiva y viceversa. Trate de encontrar un compañero con los mismos objetivos físicos que usted y puedan progresar juntos.

En un grupo, es posible motivarse, establecer metas e incluso desafiarse a sí mismo para desafiarse a sí mismo. Con este método, la progresión estará ahí.

Tanto si sois pareja como si sois compañeros de piso, os aconsejo que entrenéis con la persona que comparte vuestro piso, porque así tendréis la posibilidad, además de entrenar, de seguir un plan de alimentación juntos.

Si nunca tienes gente a tu alrededor que te acompañe durante tus sesiones, puede ser interesante unirte a un grupo que trate tu deporte en las redes sociales. Facebook es un buen ejemplo, al igual que los foros.

6. Contrata a un entrenador personal

Si no eres un experto, puedes sentir que estás respirando aire en el gimnasio. De repente, como no estás seguro de entrenar correctamente te preguntas qué estás haciendo allí. Al acudir a un entrenador personal, tendrás una rutina de entrenamiento adaptada con las indicaciones necesarias así como un plan de alimentación acorde a tu objetivo. ¡Trabajando correctamente tendrás más resultados y no hay nada más motivador que ver evolucionar tu cuerpo!

7. Organiza tu rutina

Si quieres entrenar 4 veces a la semana, anota tus sesiones deportivas en tu diario el lunes por la mañana. Al ser organizado, ya no tendrás excusas para faltar a un entrenamiento. Efectivamente, si te propones hacer deporte “cuando tengas tiempo”, siempre encontrarás una buena excusa para no entrenar.

Además, cuando vuelvas a tu agenda y marques tu entrenamiento completado, tendrás la sensación de haber cumplido tu misión; por el contrario, si no has entrenado, ¡tu agenda te recordará que tienes una sesión deportiva para ponerte al día!

8. Entrena por la mañana

Mientras que algunos ven el deporte como una oportunidad para desahogarse después de un día de trabajo, otros temen el final del día porque no tienen ganas de entrenar. Si eres una de esas personas, entrena por la mañana. El deporte aumenta la producción de endorfinas y regula el estado de ánimo, afrontarás el día con serenidad y, además, con la sensación de superación.

9. Haz un deporte que te dé placer

Aunque mayormente tiendo a hablar de fitness y musculación, sé que algunas personas no soportan estar encerradas en un gimnasio. Para esto último, recomiendo buscar otra actividad. Efectivamente, la ausencia de placer y el sufrimiento físico son dos cosas que pueden desanimarte del deporte así que, como el sufrimiento físico (positivo) no se puede eliminar, busca el deporte que más te convenga y hay decenas de ellos (deportes colectivos, natación, carrera, caminar, andar en bicicleta, etc.)

10. El poder de la visualización para mantenerse motivado

¿Alguna vez has imaginado en tu mente cómo quieres que se vea tu cuerpo una vez que alcances tus objetivos?

Ve más lejos. Trate de responder las siguientes preguntas sobre su visualización:

  • Qué llevas puesto ?
  • Qué hace usted ?
  • Con quién estás ?
  • ¿Cómo te sientes exactamente? ¿Cuál es tu estado emocional?
  • ¿Qué te hace tan atractivo? Algo en particular ?

El objetivo es imaginar una imagen clara y detallada en su mente de los beneficios una vez que haya alcanzado su meta. Tal vez quieras ganar músculo, tener un cuerpo esbelto y tonificado, perder algunas libras o simplemente recuperar algo de resistencia.

Ahora que tienes una imagen muy clara y detallada en tu mente, cada vez que te enfrentes a un obstáculo, ya sean tus sesiones deportivas o tu dieta, piensa en esta visualización. Piénselo con la mayor frecuencia posible. La visualización es una herramienta poderosa cuando sabes cómo usarla y te permitirá mantenerte motivado a diario.

11. Haz un seguimiento de tu progreso para mantenerte motivado

Si no realiza un seguimiento de su progreso, no sabrá si está en camino de alcanzar sus objetivos. No se asuste si no hace ningún progreso al principio.
Si ves que empiezas a estancarte, ajusta tu dieta y tus sesiones deportivas. Con el tiempo, verás disminuir tu peso, aumentar tu rendimiento físico. Cualquier otro cambio positivo puede ser un gran motivador.

12. Suscríbete a un blog de fitness motivacional/cuenta de Instagram

Recibir continuamente correos electrónicos relacionados con el estado físico lo ayudará a tener en cuenta su objetivo de estado físico, lo que puede ayudarlo a seguir haciendo ejercicio. Hay miles de boletines y blogs de fitness en Internet.

Como resultado, recibirás multitud de consejos ya sea sobre nutrición, deporte o psicología. Esto te ayudará a mantenerte motivado y te ayudará a alcanzar tus metas.

Enlaces útiles
– Sitio web de Sporting Form Toulouse
– Club deportivo CMG

2 páginas que te interesarán:

➜ Las 3 mejores aplicaciones de smartphone para deportes

➜ 8 ejercicios de cardio sin equipo para hacer en casa

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Ir arriba